LA COSTA TURQUESA

RECORRIENDO TURQUÍA
UNA VUELTA POR EL MAR EGEO

TEXTO Y FOTOS | SEBASTIÁN FREIRE 

LEER MÁS

RECORRIENDO TURQUÍA, BERGAMA

A tres horas de Troya está Pérgamo (Hoy Bergama). Antigua ciudad griega que durante el imperio romano fuera la sede del hospital de Galeno.

Estambul, antigua Bizancio, hoy la ciudad más poblada de Turquía, está situada en un lugar privilegiado. Se extiende a lo largo del Estrecho del Bósforo y con solo cruzar un puente, uno accede desde Europa, a la parte asiática de la ciudad. Las mayores atracciones turísticas están del lado Europeo. Pero para recorrer la costa turca hay que pasar del otro lado.

El turismo turco ha privilegiado los paseos en globo aerostático sobre Capadocia, pero este itinerario prescinde de ese hit por- que queda bastante lejos de la costa turca, que ya contiene sufi- cientes alegrías para los viajeros. En todo caso, supondrá un viaje distinto o uno mucho más largo.
Antes de partir, habría que subrayar que Estambul es una de las ciudades más hermosas del mundo: los musulmanes van allí a respirar un poco de Occidente y los occidentales van allá a respirar un poco de milyunanochismo.

Es, por tanto, un lugar de pasaje, cosmopolita, con bares donde sirven alcohol y otros que está prohibido por las reglas del islam. Para uno darse cuenta cuál es cuál: donde haya mucha gente jugando al dominó -una pasión turca-, es seguro que allí no habrá alcohol.
En el lado Europeo hay dos zonas fundamentales: la zona más antigua de la ciudad (donde están las grandes catedrales y mezquitas) y la zona “nueva”, de aire Genovés.

EL CÉLEBRE CUERNO DE ORO

Estas zonas están separadas por el justamente célebre Cuerno de Oro, Una entrada de agua que crea un paisaje de una belleza incomparable. El gran Bazar, El Bazar de las Especies, las tiendas de aves, todo en Estambul llama al tacto y al goce. Eso sí, hay que ser resistente al acoso comercial: es probable que a uno le ofrezcan té, lo lleven al primer piso de un local e intenten venderle desde un traje típico a una mansión en ruinas. Con amabilidad, sin embargo, todo se resuelve.
Tantas son las mezquitas que a las horas de las llamadas para el rezo, el aire se llena de cánticos y desde una mezquita se contestan el llamado de otra en un coro que, al atardecer, es el mejor acompañamiento para ver cómo se hunde el sol en el agua.

La zona de la plaza de Taksim, el centro administrativo y comercial de la ciudad, es bastante desangelado, pero el resto quita el aliento: tanto las viejas mansiones del Bósforo, hoy ocupadas por hoteles cinco estrellas, como los pocos barrios de madera que sobreviven a la altura del tercer puente, sobre el Cuerno de Oro, todo es mis- terioso y encantador. Sobre el Bósforo, en los alrededores del puerto industrial, hay una zona relativamente moderna donde sucede una de las bienales de arte más heterodoxas del mundo.

Luego está la costa turca, sobre el mar Egeo, que es donde los monumentos de la antigüedad griega mejor se han conservado, aunque el interés excede el plano histórico: la costa es extraordi- naria por sus paisajes y la calidad de sus aguas. De Estambul a Canakkale se puede ir de un tirón, tanto por la parte asiática o la europea (tomando un ferry que atraviesa el estrecho de los Dardanelos).

Esta segunda opción permite pasar por Gallipoli, sede de una de las más cruentas batallas contra las tropas otomanas durante la Primera Guerra Mundial. Luego, a minutos de Canakkale están las ruinas de Troya, un poco desacre- ditadas por los arqueólogos pero que, de todos modos, provocan la emoción de la infancia. De paso: ahí comí (lo siento, ancestros gallegos míos) el pulpo más rico del mundo.

A tres horas de Troya está Pérgamo (hoy Bergama), antigua ciudad griega, que durante el Imperio Romano fuera sede del hospital de Galeno, que hoy es una palabra usada como sustantivo común pero que fue un personaje real, un médico cuyo pensamiento e investigaciones dominó Europa por los primeros mil años de la era cristiana. A esa altura también, muy cerca de la costa, se ve la isla griega de Lesbos, la tierra de donde era oriunda la poetisa Safo (siglo VII a.C.) y el nombre de donde derivaría la palabra lesbiana. Pero hay ferrys diarios para visitarla.

RECORRIENDO TURQUÍA

TROYA, ÉFESO Y LESBOS

Para dormir, conviene elegir Esmirna (si es que uno quiere com- prar alfombras) o Kusadasi (si uno quiere coincidir con un crucero e ir a la discoteca gay). En todo caso, al lado mismo de Kusadasi están las ruinas de Éfeso, probablemente la ciudad de la Antigua Grecia mejor conservada, tan majestuosas que uno tiende a aspi- rar su aire profundamente. Y es entonces que se notará, también, el intenso olor a marihuana que hay en todas partes. Es que el Turkish hash es una planta silvestre y, aunque carezca de propie- dades alucinógenas, aromatiza el campo.
(Troya, Éfeso, Lesbos: todo recuerda a un pasado que no llega has- ta estos días.)

De Kusadasi en adelante ya todo es costa. Des- de hace años, Turquía sueña con integrarse a la Comunidad Europea, y por eso ha mejorado mucho su infraestructura; las rutas son exce- lentes y tiene tramos que poco tienen que en- vidiarle a la Costa Azul de Francia. Hay zonas de resorts (como Bodrum) para quienes prefieren esa experiencia más bien sosa –a mi gusto-, pero también hay pequeños pueblos plenos de encanto, aldeas de pescadores o puertos en los que, cuando llegan los cruceros, las discotecas encienden sus luces y su música internacional. O sea, aquí hay “para todos los gustos”.

La costa turca es pedregosa, de modo que las playas de arena fina son más bien pocas y es- tán atestadas de gente. Patara, donde nació San Nicolás (que nosotros conocemos como ¡Papá Noel!) es una de ellas. Pero bañarse (si uno insiste, incluso desnudo) en una cala, don- de probablemente Aquiles –el gran héroe mi- litar de La Ilíada de Homero- hiciera lo mismo, es una experiencia de una belleza mitológica. De hecho, en Fethiye tuve la oportunidad de hacerlo. Fethiye es un pueblito que combina el encanto de la villa de pescadores con la in- fraestructura del turismo moderno, mientras el capitán de tu barco en alquiler, por el día, prepara el almuerzo a bordo.

Aunque todas estas maravillas ya suenen a de- masiado, todavía falta una: Kas, parada obliga- toria para visitar Kekova, un pueblo hundido por varias erupciones volcánicas. Allí, las antiquísi- mas tumbas licias que se yerguen en la playa y en el mar llaman al silencio, un sosiego que nos preparara para terminar el viaje, unos mil kilómetros después, en Antalya, desde cuyo ae- ropuerto internacional nos iremos con más de dos semanas de viaje y varios siglos sobre la piel.

+INFO: TURQUIA POR EURORIENTE

. GALATASARAY es el barrio en Estambul ideal para alojarse: está lleno de bares y restaurantes. Sultanahmet es la zona donde se encuentran todos los puntos de atrac- ción turística y sin vida nocturna. Todo (incluidos los restaurantes) cierra temprano.

. EXPERIENCIA HAMMAM. Hay varios baños turcos en Estambul que proveen de esta costumbre que ya tiene más de medio siglo. No es un spa; para algunas personas puede ser una experiencia un poco cruda. Uno de ellos está alojado en el edificio del Tarihi Galatasaray Hamami, de 1481.

. GALATA TOWER. Desde la punta se tiene una de las mejores vistas de Estambul; lo mejor es calcular el horario del atardecer y tratar de esperar arriba el cambio de luz a la hora mágica. La torre cierra a las 20hs y suele haber bastante cola para subir.

. LA CISTERNA BASÍLICA (o Palacio Sumergido) se encuentra en Sultanahmet. Se construyó alrededor del año 500 a.C. Tiene 336 columnas (y no hay que perderse las dos columnas que tienen en la base una gran cabeza de Medusa).

. SETÜSTÜ ÇAY BAHÇESI es un restaurante y casa de té que queda llegando al borde del Parque Gülhane. Parada ideal para el día del recorrido por el Palacio Topkapi y el Parque Gülhane. Aquí se tiene una vista espectacular del Bósforo y la ciudad.

. DERVICHES GIRATORIOS. Un buen lugar para ir a ver el ritual de Sema de la orden Mevleví (Sufí) es adentro del edificio de la estación de tren Sirkeci. La ceremonia se lleva a cabo todos los lunes, martes, miércoles y domingos a las 19 hs. Entradas, en el lugar y online. Se puede visitar la estación por dentro y tal vez tomar algo en el Restaurante del Orient Express.

. CRUCERO POR EL BÓSFORO. Los barquitos e toman al lado del puente de Galata, en Eminönü. Salen muy seguido; el recorrido en barco por el Bósforo permite ver la ciudad en sus dos orillas: europea y asiática.

. LAS RUINAS DE TROYA. Están destruidas, pero igual vale la pena hacer un alto. A 25 km de la ciudad de Çanakkale (donde conviene pasar la noche), donde está el Caballo de Troya de la película protagonizada por Brad Pitt.

. A LAS RUINAS GRECO-ROMANAS de la antigua ciudad de Pérgamo (hoy Bergama) se llega en teleférico. Abierto de martes a domingo hasta las 15 hs. Desde aquí se puede visitar Asclepion, el centro médico donde trabajó Galeno.

. RUINA DE EFESO. Es una de las ruinas más impresionantes que he visto; tanto por su historia como por su conservación y restauración. Abierta todos los días de 8a19hs.

. EL PUERTO DE FETHIYE está repleto de barcos para alquilar. Solo es cuestión de acercarse y regatear el precio con el capitán. Alquilar un barco privado por todo el día vale la pena; incluye la comida preparada en el mismo barco.

. SIMENA, una antigua ciudad licia sumergida en la Bahía de Kekova, quedó bajo el agua luego de varios terremotos, hace dos mil años atrás. Solo se la puede ver llegando en embarcaciones desde el puerto de Kas.

. MEHTAP PANSIYON. Solo se accede en bote desde el puerto de Kas (el servicio para clientes es gratuito). La experiencia de parar en este hotel es única: la vista incomparable y el silencio de la bahía de Kekova obliga a los huéspedes a hablar en voz baja. Tiene acceso directo a una pequeña playa de piedra con su propia tumba licia. Los tonos de turquesa del agua en esta zona son únicos.

. TUMBA DE PAPÁ NOEL. Un detalle bastante simpático de esta zona es que además se puede ir hasta la iglesia de San Nicolas (en Demre) a visitar el sarcófago de San Nicolás Y de paso también se pueden ver las tumbas excavadas en la roca de la antigua ciudad licia de Myra.


CONSULTAR PAQUETES A TURQUÍA

Mostrar más información

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account