¿Cómo es volver a volar? Te contamos todo.

Escrito por Pablo Rubino el martes 18 de agosto de 2020

Volar se transformó, para la mayoría de nosotros, en algo de momento realmente imposible.

Seguramente escuchaste decir muchísimo sobre cuándo van a volver los vuelos, qué protocolos están instrumentando en los aeropuertos y a bordo, quiénes pueden volar, qué requisitos se piden, etc.

Nosotros quisimos saberlo de primera mano, así que te comentamos TODO acerca del vuelo 702 Buenos Aires- Amsterdam de KLM de la semana pasada.

 

 

Comenzamos a las 8 AM transmitiendo en vivo con Mariela, feliz pasajera del vuelo. Miralo acá:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¿Cómo es volver a volar? ¿Cuáles son los requisitos? ¿Cómo se ve el aeropuerto ahora? . . . Te lo contamos todo en este vivo.

Una publicación compartida por Almundo Argentina (@almundo_ar) el

 

Y apenas aterrizó, nos compartió su experiencia y algunas fotos.

 

Se embarcó por zonas al igual que siempre, no noté nada distinto. El embarque comenzó una hora antes de la hora de salida del vuelo.
El avión fue bastante lleno, no había asientos entre la gente, como imaginé que iba a suceder. Sin embargo, se viajó con normalidad.  Viajé bastante cómoda, dentro de lo posible en un vuelo en económica.
Una vez que estuvimos arriba, y se cerraron las puertas pidieron que por favor todos usaran mascarilla. Se suponía que había que cambiarla cada 4 H; no estuve atenta a si todos lo respetaron o no; pero nadie se sacó el barbijo más que para comer o tomar agua.
El servicio abordo, diez puntos.
Cuando subimos nos dieron una botella de agua de 500ml, y anunciaron la comida. Única opción: pasta con salsa + ensaladita de trigo + una especie de budín de pan que UNA ERA UNA FIESTA. Variedad de tomar como en cualquier vuelo.
Una vez que termino eso, anunciaron que nos iban a dar una bolsa de snacks para el resto del vuelo, ya que el próximo servicio seria llegando a destino: desayuno.
La bolsa de snacks re variada como se ve en las fotos, y un sanguchito de queso.
Luego casi no se veía a la tripulación, pero se podía pedir agua extra (te daban otra botellita).
El desayuno fue una bebida y un sanguchito de queso caliente.
La selección de pelis y series excelente (vuelo diurno, me la pase mirando cosas.)
Al llegar, tampoco hubo gran protocolo para bajar. Anunciaron la *strongly adviced quarantine* de los Países Bajos, y se bajó normalmente.
Y en el aeropuerto no me tomaron la fiebre ni pidieron nada especial. Sólo me preguntaron de dónde venía y me recordaron las medidas de cuarentena que debía tomar.
Les dejo una foto de mi compañero de vuelo; un gatito que se portó mejor que todos nosotros.

 

Author: Pablo Rubino


Compartilo en las redes


Mostrar más información

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account