Cómo ser un viajero responsable

Escrito por Pablo Rubino el lunes 10 de agosto de 2020

¿Sabías que un vuelo desde Buenos Aires a Miami genera 2.49 toneladas de CO2? ¿Y que 832 vuelos en el año solo a este destino producen 2.071,68 toneladas de CO2? ¿Y que diariamente salen unos 120.000 vuelos en el mundo? Sí, los viajes (y los viajeros)  tienen un fuerte impacto en el ambiente, pero también en la economía, en la sociedad y en la cultura local (desde la generación de residuos y el consumo desmedido de agua y energía; hasta la pérdida de biodiversidad). El COVID-19 nos hizo parar y repensar cómo viajamos.  

 

Creemos que el objetivo del turismo y de todos sus protagonistas (alojamientos, transportes, actividades, agentes y guías) debería ser la rentabilidad, protegiendo los recursos naturales que lo sostienen y respetando a las poblaciones locales. 

 

¡Siguiendo estos pasos ya estás transformando al mundo!

1- Reducí tu generación de residuos. Llevá bolsas y botellas reutilizables para evitar los plásticos de un solo uso. Respetá la separación de los residuos en tu destino. Y digitalizá todas tus transacciones (reservas, pasajes, mapas, tickets de compra, etc) para reducir el consumo de papel.

2- Elegí un modo de transporte amigable con el ambiente. Elegí aquellos que sean eficientes energéticamente (casi nulas emisiones contaminantes). Tratá de usar el transporte público y… ¡mejor todavía para tu salud! Caminá o usá la bici. 

3- Optá por alojamientos sustentables. Es decir, establecimientos que sean responsables con el ambiente en función de su espacio, los materiales con los que están construidos, el uso de electricidad/agua o el tipo de actividades que promueve.

4- Cuidá los recursos. No malgastes energía. Seamos consciente sobre el consumo del agua y la electricidad. ¡Como en casa!

5- Respeta al ecosistema. No pases los límites establecidos en los espacios naturales, evitá tirar residuos donde no corresponde y no alimentes animales nativos. Evitá cortar plantas, llevarte piedras o corales y comprar objetos fabricados a partir de la caza ilegal. 

6- Contribuí con la economía local. Consumí productos y servicios propios de la zona que mejoren su economía: alimentos de estación, comidas típicas, tradiciones locales y más. 

¡Y a disfrutar porque solo vivimos esta vida una vez!

 

Compartinos tus fotos y experiencias de viajes con el #AlmundoSustentable

en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

 

Author: Pablo Rubino


Compartilo en las redes


Mostrar más información

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account