Auroras boreales en Islandia

Escrito por Almundo el jueves 18 de julio de 2019

¿Siempre soñaste con visitar las auroras boreales en Islandia? Acá te contamos todo lo que tenés que saber de ellas.

Las auroras boreales son un fenómeno luminoso que se produce en las capas altas de la atmósfera terrestre. La causa de las auroras que atraen a miles de turistas todos los años a Islandia es el viento solar, un flujo de partículas que atraviesan el espacio y que son nocivas para los seres vivos. La vida en la Tierra existe gracias a un escudo magnético que protege a los organismo de esta radiaciones.

Otoño. La estación ideal para las auroras boreales en Islandia

En Islandia, como el resto del hemisferio norte la época más propicia para verlas es el otoño y el invierno, de septiembre hasta abril. Las causas son sencillas, simplemente las horas de luz son menores y ello hace que las auroras sean visible más fácilmente y durante más tiempo. Las auroras boreales existen todo el año, pero durante los meses de verano donde casi no existe la noche son casi imposibles de vislumbrar.

 

Lo esencial para disfrutar de las Auroras Boreales es que sea de noche y unas buenas condiciones climatológicas. Las auroras boreales se ven en invierno, cuando las noches son más largas, y el frío glacial crea menos nubes de vapor de agua.

Las mejores horas para verlas son entre las 21:00 y las 2:00 H. Los cielos tienen que estar despejados, aunque algunas nubes no interrumpen la visión, y encontrar un lugar donde la contaminación lumínica sea mínima o inexistente. En Islandia como ya debés saber, la noche es casi total y sólo Reykjavik y su zona periurbana constituye una verdadera ciudad. Así, simplemente alejándonos de la capital podremos disfrutar con gran placer de ese espectáculo natural.

Auroras boreales en Islandia

Nacho Ben – Trabajo propio – CC BY-SA 4.0

La Magia de las auroras boreales en Islandia

Como en el resto del mundo, las formas son cambiantes y caprichosas. Forman generalmente arcos, círculos y nebulosas, con rápidas mutaciones y estallidos de intensidad. Los colores de las auroras boreales cambian dependiendo del tipo de partícula que choque con la magnetosfera y la altura a la que se encuentren en la atmósfera.

Los rayos de luz aparecen y desaparecen y los colores cambian. Las tonalidades van desde el verde amarillo hasta el rojo violáceo, pasando por todas la tonalidades de verdes. El color con que conocemos las auroras es el verde, el más común, ya que las partículas cargadas de energía golpean moléculas de oxígeno a 95 km de altitud aproximadamente. El oxígeno en alturas superiores (sobre 320 km) las auroras son de color rojo. En cambio, el nitrógeno en altitudes inferiores produce auroras azules, y si choca con partículas a altitudes superiores, las auroras son violetas o moradas. Son rosadas cuando se mezclan estos tonos en el cielo.

Aunque es imposible una predicción exacta, sí existe una vigilancia de la actividad e intensidad de las auroras boreales en función de la actividad solar. Al igual que la meteorología, las auroras boreales tienen sus propios pronósticos a corto plazo.

Consejos

Es importante abrigarse, ya que las noches son largas y si deseamos ver una aurora, hay que tener paciencia y estar bien protegidos contra el frío y el viento. Mirar al norte (lo puede encontrar con métodos tradicionales, como un mapa o una brújula, o con una aplicación del celu, o a ojo, teniendo en cuenta que el sol sale por el este y se pone por el oeste).

¿Son auroras?

Al principio, el ojo humano capta una especie de nubes grisáceas (no la cámara, que capta mejor y más rápidamente las auroras boreales), pero una vez acostumbrado, distingue halos de luz y los colores.

¿Una foto para el Instagram?

Es fundamental utilizar trípode, ya que hay que disparar en exposiciones largas, preferiblemente utilizando un mando o programando la cámara. El ISO es necesario, pero no debe ser muy alto para evitar el ruido.

¿Excursión organizada o visita por nuestros propios medios?

Todo depende del tiempo que dispongamos y de nuestro espíritu, más o menos aventurero. Si visitamos Islandia con tiempo durante el principio de la primavera, el otoño o el invierno y recorremos el país nos encontraremos sin quererlo con las Auroras Boreales.

Si, en cambio visitamos Islandia pocos días o queremos un viaje más organizado con todo dirigido por profesionales, podemos contratar alguna de las excursiones que existen en la cercanía de Reykiavik o en el norte del país.

¿Estuviste alguna vez? ¿Qué te pareció?

Author: Almundo


Compartilo en las redes


Mostrar más información

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account