4 lugares para correr en Buenos Aires

Escrito por Pedro Lafosse el jueves 12 de octubre de 2017

4 Lugares para correr en Buenos Aires

Correr en Buenos Aires es especial. Se viene una carrera en uno de los mejores lugares urbanos para correr de Buenos Aires (si no el mejor), y por eso les quiero contar por qué, para mi, correr es viajar y por qué vale la pena hacerlo (aunque sea un poco y cada tanto).

Sí, es verdad: correr es una forma de desplazarse de un lugar a otro, y eso técnicamente es viajar. Pero no me refiero a eso. Lo que digo es que el “running” y los viajes van de la mano en muchos sentidos y coinciden en cosas esenciales. Te cambian la cabeza y que si encima las hacés juntas, se potencian.

Corriendo, como viajando…

1. Te encontrás reflexionando y autoconociéndote con los pensamientos más claros que nunca. Ponés tus problemas en perspectiva y tomás mejores decisiones. Ganás una visión más clara y al llegar a tu casa es muy probable que tengas la solución a un problema con el que te habías bloqueado.

2. Conocés nuevos lugares y nuevas personas, por lo que te volvés más tolerante y bajás muchísimo la ansiedad.

3. Te agarra una sensación de que todo tiene más luz y el aire es más limpio. Esto es como dicen las publicidades de Almundo, ¡es CIENCIA! ¡ENDORFINAAAAAAS! Jajaja

Tal vez todo se resume a una famosa frase (que me encanta): “A veces uno se encuentra en medio de la nada. Y a veces, en medio de la nada, uno se encuentra.”

Pero bajo a tierra y voy al punto central del post: Buenos Aires tiene lugares increíbles para correr y acá van los 4 que más disfruté (y disfruto) yo.

1 – Bosques de Palermo

Kilómetros de bosques, plazas y lagos en medio de la gran ciudad. Es algo hermoso. Yo personalmente tengo la suerte de vivir a minutos de las fotos que ven acá abajo, pero es un lugar súper accesible donde resulta imposible no contagiarse de la energía del ambiente y el aire libre. Además, hace años que hicieron caminos para corredores y ciclistas, así que si no conocés el lugar o no sabés para donde ir, seguís el camino ida y vuelta hasta donde te guste y no hay chance de que te pierdas. Simplemente disfrutás el paisaje.

2 – Tandil

Para los que no la conocen de nombre, es una ciudad a unos 500 km de Capital Federal. Por lo que pude conocer de la Tandil, el deporte allá es moneda corriente (y los quesos y salamines también!), y los terrenos de piedras con las subidas y bajadas de las sierras son ideales para correr. Tuve la suerte de viajar con mi hermano para una carrera de aventura que empezaba con la salida del sol. Nos embarramos hasta los codos y cruzamos varios arroyos caminando con el agua hasta la cintura: fue una auténtica aventura. ¡La más divertida, agotadora y entretenida en la que estuve hasta ahora!

3 – Pinamar

De las sierras de Tandil me fui, unos meses más tarde, a correr en la playa. Pinamar, en verano, es fiesta. En invierno, es un lugar muy tranquilo y un destino hermoso para descansar o, en este caso, ¡correr! La vista del amanecer en la playa era la distracción perfecta cuando se empezaba a sentir el cansancio. Lástima que sólo encontré una foto (que ojo, no tiene filtros ni nada editado), pero habla por sí sola. ¿La mejor parte? Viajé hasta allá sin mis zapatillas de correr porque me las olvidé ? (Tuve que correr los 27 km con las urbanas que llevaba puestas. Mis pobres pies… Eso no lo recomiendo jajaja)

 

4 – Puerto Madero

Puerto Madero es de por sí un lugar muy lindo para pasear y correr en Buenos Aires. Edificios altos, el puerto, aire libre, restaurantes de primera… y el lugar predilecto de todos los corredores de buena parte de Capital Federal. No necesita descripción. Llegás desde cualquier lado de la Ciudad y por donde sea que vayas a correr, la vas a pasar muy pero muy bien.

Este 28 de octubre McDonald’s organiza una carrera de 5 kilómetros ahí mismo. ¡Es sólo para mujeres! Usan el #CorremosJuntas.

¡La energía amigable y fresca del ambiente de estas carreras es increíblemente contagiosa!

En una GRAN oportunidad para correr en Buenos Aires si nunca participaste de algo así…

¡Salvo que por motivos médicos bien justificados no puedas correr, es una distancia que LA VAS A PODER TERMINAR! Se trata de disfrutar el ratito que estás ahí corriendo y de la inmensa recompensa intangible de la llegada (además de la remera, la medalla, las fotos y la Gatorade jaja).

Encontrá tu motivo para correr y vas a encontrar fuerza en tus piernas ?

Gracias por leer!! Y nos vemos el 28!!

Author: Pedro Lafosse


Compartilo en las redes


0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mostrar más información

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account