Una noche en el Burj Al Arab. Dubai

Escrito por Gustavo Papasergio el miércoles 5 de julio de 2017

¿Por qué el Burj Al Arab? Hay algunas veces en la vida, en las que darse un gran mimo es necesario, ya sea porque tenemos algo que celebrar, o simplemente porque lo merecemos. También hay otras veces, en las que darse un gusto de este tipo es necesario porque simplemente nos da curiosidad hacerlo. Sobre todo, si amamos este vicio de dar vueltas por el mundo para vivir todo tipo de experiencias.

Para esta historia se juntaron ambas razones y un hecho numérico. Un aniversario; conocer uno de los lugares imperdibles de Dubai; La diferencia entre pagar para ir a merendar o cenar, única forma de conocerlo si uno no se hospeda ahí, sumada a las anteriores. En resumen, romper la alcancía y meterse de lleno en una experiencia que prometía ser de otro planeta.

La pregunta del millón, finalmente era ¿Valdría la pena la inversión?

Lobby del Burj Al Arab Jumeirah

Lobby del Burj Al Arab Jumeirah

Checkin estilo Burj Al Arab

El proceso de checkin fue algo casi perfecto. Súper personalizado, todo consiste en entregarles el pasaporte y el voucher en el sillón donde te acomodan los bell boys al entrar, mientras se encargan del equipaje y un asistente de recepción se encarga de todo, sin colas, personalizado y en un ambiente cómodo. Además, esa es la ultima vez que vas a ver al personal del lobby; ya que a partir de ahí todo se arregla con el concierge de tu piso  ¿Porqué casi perfecto? Como la habitación no estaba lista aún, tuvimos que esperar bastante y solo nos trajeron unas toallas frias para refrescarnos. Un trago para matizar la espera, no hubiera estado nada mal. Normalmente no me fijaría en estos detalles pero, bueno…. 7 estrelllas, tarifa nada accesible. Me hubiera esperado algo mejor.

Concierge, la gran diferencia

Hablando del concierge, esta es sin duda alguna la gran diferencia del hotel y donde la experiencia de usuario es excepcional. Al llegar se toma todo el tiempo posible para explicarte la habitación de punta a punta. Luego, te invita a su escritorio para saber como puede hacer mejor tu estadía.

En nuestro caso, le comenté que estábamos celebrando el aniversario de casados y me organizó un agasajo sorpresa a la noche para mi esposa con torta de chocolate, flores y una tarjeta por cuenta del hotel. Al otro día, nos organizó un tour por todos lo restaurantes del hotel, que son realmente dignos de conocer.  Para cerrar con broche de oro, nos realizó el checkout completo y como nuestro vuelo a Bangkok salía por la noche, nos regaló un late checkout completamente sin cargo ¡Aplausos!

La habitación

Un video vale más que mil palabras, les muestro y luego les cuento mas.

Como para dar algunos detalles más, los ammenities del baño son de la casa de diseño Hermès incluyendo perfumes de hombre y mujer. La suite panorámica tiene unas impresionantes 2 plantas y 225 metros cuadrados que pueden administrarse totalmente desde una tablet. Entre otras cosas, por ejemplo, el área de trabajo cuenta con un a iMac conectada, impresora y todo lo necesario para un centro de trabajo digital.

Zona de trabajo de la suite panorámica del Burj Al Arab

Zona de trabajo de la suite panorámica del Burj Al Arab.

Desayuno y día de playa.

Después de la sorpresa de aniversario llegó la hora de descansar para disfrutar de un nuevo día. El desayuno fue en el restaurante de la zona de piscina, y si bien el desayuno no fue legendario como su famoso te; era de excelente calidad y abundante.

Después de eso, hicimos el tour por los restaurantes, incluyendo el ganado de una estrella Michelin Al Mahara.

Restaurante Al Mahara en el Burj Al Arab

Restaurante Al Mahara en el Burj Al Arab.

Luego paseamos por la piscina, pero como nos quedaba todo el mediodía y la tarde para disfrutar, nos fuimos al club de playa frente al hotel, que desde la vista panorámica de la habitación se veía fantástico.

Club de playa del Burj Al Arab

Club de playa del Burj Al Arab.

El club definitivamente vale la pena y tiene todas las comodidades y servicios de un siete estrellas. Un dato interesante es que almorzar en el club de playa no es excesivamente caro y la comida es exquisita. Un plato de pasta con mariscos, una hamburguesa costaron alrededor de 40 dólares y juro que eran de un nivel increíble.

Almuerzo en el club de playa del Burj Al Arab

Agua fría era libre, y no me extrañaría que no lo fuera en un lugar donde todo el tiempo hace 39 grados de mínima durante el día de mayo a setiembre. Otro dato, con ese calor se sabe que caminar casi los 800 metros del hotel a la playa es una tarea titánica; es por eso que te llevan en carro de golf techado de ida y vuelta en el recorrido.

Conclusiones

Hospedarse en el Burj Al Arab es un gusto que habría que darse una vez en la vida. Si bien hubieron cosas que mejorar, el trabajo del concierge y la calidad de todos los servicios suplen cualquier pequeña falla y es por eso; que lo recomiendo como algo que vale la pena vivir si estás por pasar por Dubai.


Compartilo en las redes


2 Comentarios
  1. equiposcidata 2 años

    Muchísimas gracias @mcrisever Así es, Y cuando se trata de consentir al huésped, en el Burj Al Arab ¡Sí que saben hacerlo! Una gran experiencia.

  2. Chris S 2 años

    Coincido que los gustos, por mas pequeños que sean hay que darselos en vida.
    Buen detalle de tu estadia y gran festejo de aniversario!

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mostrar más información

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account